free web hosting | website hosting | Business WebSite Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

UN TIEMPO PARA ACCIÓN DE GRACIAS

“Dando gracias siempre de todo al Dios y Padre en el nombre de nuestro Señor Jesucristo” (Efesios 5:20); “Dad gracias en todo; porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús” (1 Tesalonicenses 5:18).
 
En unos cuantos días el 24 de noviembre, celebraremos el Día de Dar Gracias; y verdaderamente tenemos mucho por qué estar agradecidos. Yo se que personalmente no puedo negar el hecho que “el Señor; cada día nos colma de beneficios el Dios de nuestra salud” (Salmo 68:19). Por lo tanto, “¿qué pagaré á Jehová por todos sus beneficios para conmigo?” (116:12). Así que, sigue que con corazón agradecido, “Tomaré la copa de la salud, e invocaré el nombre de Jehová. Ahora pagaré mis votos á Jehová delante de todo su pueblo” (vv.13,14); y cantaré con David, “Bendice, alma mía á Jehová; Y bendigan todas mis entrañas su santo nombre. Bendice, alma mía, á Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios…” (Salmo 103:1,2ff.). ¡Aleluya! Amén.  

Yo creería que cada uno de nosotros tendrá una lista interminable de lo que debemos agradecer y dar gracias a Dios por ello. ¿Por qué? ¡Porque últimamente todas las cosas vienen de Su mano! El Señor Jesús mismo dijo en Mateo: “Que hace que su sol salga sobre malos y buenos, y llueve sobre justos é injustos” (5:45); y luego en Hechos, Pablo declara que Dios “no se dejó á sí mismo sin testimonio, haciendo bien, dándonos lluvias del cielo y tiempos fructíferos, hinchiendo de mantenimiento y de alegría nuestros corazones” (14:17), “pues él da á todos vida, y respiración, y todas las cosas” (17:25). Sí, verdaderamente nuestro gran Dios es digno de todas nuestras acciones de gracias, alabanzas, adoración, y amor; por qué, “¿Quién como tú, Jehová, entre los dioses? ¿Quién como tú, magnífico en santidad, Terrible en loores, hacedor de maravillas?” (Éxodo 15:11). Otra vez, ¡Amén!

Al principio, déjame dar gracias a Dios por cada uno de vosotros. Ha sido mi privilegio y honor de enviarles mi periódico, y que Dios se ha agradecido de usarme para Su gloria y para el beneficio espiritual de cada uno de vosotros que lo recibe. Oro que verdaderamente ha sido una bendición para ustedes, y que en alguna manera Dios lo ha usado para su propio Avivamiento y Relación con Dios en Cristo Jesús. Les dio gracias; y ¡que éste Día de Acciones de Gracias le sea bendecido á Ud. por Dios, al reunirse con su familia y amados!

Pero ahora, permítame sugerir algunas cosas por las cuales podemos dar gracias a Dios; porque cuando considera cada una de ellas, verá que es sólo por la bondad y las misericordias de Dios que son verdades para nosotros. Yo sé que debemos de dar gracias a Dios por nuestras bendiciones de diario, (y ellas son innumerables,) tales como nuestra salud, empleos, familias, amigos, etc., etc.; pero vamos más allá de eso: 

La primera que viene al pensamiento (aunque necesariamente no tiene que ser el primero), ¡es que Dios de Su beneplácito determinó que naciera en éste país, los EE.UU. de América¡ A pesar de sus imperfecciones, y de cosas que pudieran haber sido diferentes en muchos respectos, todavía nuestro país ha sido uno que verdaderamente ha sido bendecido por Dios; especialmente mucho mas, cuando consideramos el fundamento espiritual de nuestra nación. Sí, podemos dar gracias á Dios por los adelantamientos y la tecnología con las cuales nuestro país ha sido bendecido; pero oh, ¡cómo debemos de darle gracias que era fundada sobre la Palabra de Dios y el Evangelio del Señor Jesucristo. ¡Aleluya!

Así que, secundariamente, por causa de eso tenemos el hecho de ser libres y las libertades que son la consecuencia de ese fundamento. Aunque yo no dijo que somos una nación “cristiana” ‘per se’; no obstante, por la Providencia de Dios, la fe cristiana es el origen y el fundamento de lo que somos como los EE.UU. de América. Entonces, esto quiere decir que es debido a varones y a mujeres que han sido fieles a Dios y a Su Palabra que ha traído todas estas bendiciones que ahora disfrutamos como ciudadanos americanos, lo cual en seguida ha bendecido a la gente por todo el mundo. Sólo piensa de esto: ¿Dónde en el mundo están las gentes tan libres como lo somos en los EE.UU.? ¡Gracias a Dios por Su bondad para con todos nosotros!


Luego en tercer lugar, damos gracias a Dios de que podemos a adorar a nuestro gran Dios y a Su Hijo amado, el Señor Jesucristo, sin ningún temor. Le doy gracias a mi Dios que puedo testificar a cualquiera y en dondequiera de mi fe y no temer que sería perseguido, o aún perder la vida por decirles a otros del Señor Jesucristo. Sí, básicamente podemos adorar donde sea que queremos, y creer según a los dictados de nuestra conciencia de acuerdo con la Palabra de Dios sin ser forzado por una religión del estado o tiránico. Otra vez, tenemos que dar gracias a Dios por Su protección a través de todo esto.


Pero en el cuarto  lugar, podemos dar gracias a Dios que al perder, o comenzar a perder, las primeras tres cosas por las cuales le damos gracias a Dios, que tenemos el privilegio maravilloso de orar por nuestra nación que sea guardada en los principios sobre los cuales fue fundada. También, podemos orar por nuestros líderes que sean dotados con aquella sabiduría que viene desde lo alto para que sean guiados en sus responsabilidades en hacer decisiones de acuerdo a estos mismos principios, sea que sean de las ramas Judicial, Legislativo, o Ejecutivo de nuestro gobierno; porque así fue nuestra República fundada sobre los principios Bíblicos e Evangélicos. Amén.


Ahora, en el quinto lugar, si quizás las primeras cuatro razones no serán verdad de cada uno de nosotros porque no somos ciudadanos americanos, (ya que mi periódico es enviado a muchos hermanos e amigos en varios países, ambos en inglés e español), hay una cosa por el cual TODOS NOSOTROS podemos de dar gracias; y eso por lo que somos en Cristo Jesús y lo que tenemos en Él. Últimamente, querido amado pueblo de Dios, el beneficio más grande y la bendición más preciosa por los cuales podemos dar gracias a Dios, es en tener una relación salvadora en Su Hijo amado, el Señor Jesucristo, como nuestro personal y todo-suficiente Salvador.
¡¡¡Aleluya!!! Aquí, por supuesto, tenemos una lista eterna de Dar Gracias por la cual seremos eternamente agradecidos en nuestro bendito Redentor. Primero, podemos darle gracias por haber descendido del cielo y hacerse Hombre para morir por nuestros pecados (Filpenses 2:6-8). Secundariamentre, podemos darle gracias por tomar la ira y la justicia de Dios sobre sí mismo en la Cruz y de ser desamparado por el Padre por amor de nosotros (Mateo 27:46). Pero luego, terceramente, podemos darle gracias por Su Resurrección porque ahora tenemos una esperanza eterna con Él en la gloria (Juan 11:25,26). También, en cuarto lugar, podemos darle gracias por la seguridad de nuestra salvación de modo que nunca seremos separados de Su amor por causa de Su Intercesión por cada uno de nosotros que hemos venido a Dios por Él (Romanos 8:34,38,39; Hebreos 7:25). Sigue, en el quinto lugar, que podemos darle gracias que un día glorioso Él vendrá por cada uno de nosotros que ha puesto toda nuestra esperanza SÓLO en Él como Él lo ha prometido (Juan 14:3; 17:24). Luego, en el sexto lugar, le damos gracias por nuestra elección en Él, lo cual garantiza nuestra salvación en Él (Efesios 1:3ff.; 2 Tesalonicenses 2:13,14; 2 Timoteo 2:10). Finalmente, en el septimo lugar, le damos gracias que esta salvación tan grande es, ¡¡¡TODO SOLO POR GRACIA, SOLO POR LA FE Y SOLO EN CRISTO JESÚS!!! “Gracias á Dios por su don ineffable” (2 Corintios 9:15). ¡Amén!

Ahora, en cerrar oro que esta carta seaN los medios para su ánimo e estimulación para “perseverar en oración, velando en ella con hacimiento de gracias” (Colosense 4:2), “para que estéis enriquecidos en todo para toda bondad, la cual obra por nosotros hacimiento de gracias á Dios” (2 Corintios 9:11), siendo “arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis aprendido, creciendo en ella con hacimiento de gracias” (Colosenses 2:7). Así que hasta la próxima, ¡¡¡FELIZ DÍA DE GRACIAS PARA UD. Y TODA SU FAMILIA Y AMADOS!!!
 

En el amor de nuestro precioso Salvador y por Su Gracia Soberana, soy su siervo por amor de Él…..


Lasaro


“Un espíritu agradecido siempre ha de ser cultivado por el cristiano; y especialmente después de rescates debemos de preparar un canto para nuestro Dios. La tierra ha de ser un templo lleno con los cantos de los santos agradecidos, y cada día ha de ser un censor humeando con el dulce incienso de acción de gracias”
(de la Mañana Y Víspera de Carlos Spurgeón para el 20 de noviembre de mañana).