free web hosting | website hosting | Web Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

En Amar Á Jesús

Por E. M. Bounds

En amar á Jesús es de anhelar de estar con Él. En amar á Jesús es de pensar acercas de Él. En amar á Jesús es de obedecerle, y de obedecerle con placer e implícitamente, y no débilmente y sin ganas. La certeza del cielo es asegurado cuando guardamos á Jesús en el centro de nuestro corazones, y en el centro de nuestras vidas. Él ha de ser el autor del impulso y del deseo, y del esfuerzo y de la acción. “Todo lo que hacéis, sea de palabra, ó de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús” (Colosenses 3:17). ¿Llegarás al cielo? ¿Qué es Jesús para ti? ¿Te encanta Él? ¿Te atrae Él hacia al cielo? ¿Es de estar con Él que buscas el cielo? ¿Es Él la flor más bella en todo su jardín? ¿Es Él la más rara y la más preciosa de todas sus joyas? ¿Es Él el más dulce de todos sus cantos? ¿Te engendra los anhelos por sus habitaciones bienaventuradas? ¿El deseo de verlo y de estar con Él te conmueve la ambición más profunda de tu alma? Jesús y el cielo son ligados juntos. 

En amarlo con una devoción apasionada desmedida es el comienzo del cielo, y la continuación del cielo, y el término del cielo. Pablo dice: “Porque yo ya estoy para ser ofrecido, y el tiempo de mi partida está cercano. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo á mí, sino también á todos los que aman su venida” (2 Timoteo 4:6-8).

No es solo la corona personal para él, sino universal, y solo limitado para “todos los que aman su venida”. Aquí no es simplemente el amor personalmente para Jesús, sino el amor por el gran hecho el cual será culminado en la gloria inmensa de Jesús. En “amar su venida” hay una necesidad absoluta de amar Su Persona. El amar Su venida es la prueba de amar Su Persona. Nosotros amamos el hecho porque amamos la Persona. Nosotros no somos cargados con amar alguna teoría u opinión acercas de la manera de Su venida, o el tiempo, sino el hecho. Deja que Él venga cuando quiera, como quiera, o por cualquier propósito que quiera. Nosotros amamos Su venida porque le amamos á El. Sea así. Ven presto: Señor Jesús” (Apocalipsis 22:12, 20), y trae Tu cielo contigo.  

Referencias Usadas - "Heaven" por E.M Bounds