free web hosting | free website | Web Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting
-FREE WEB SITE HOSTING - 0catch.com/-
::$6.95 HOSTING - 1 GIG, 1000 EMAILS, 50 GIG TRANSFER, CGI::
CLICK HERE

 

 
 
 
 

La Cristianidad
Básica
 
 

Por

Pastor

Terry Worthan

LA FALTA DE LA HORA
Traducido por Lasaro Flores
VIDA GRACIA SOBERANA

Aparte del fuego griego carismático, los ardid ingeniosos religiosos, los métodos para obtener números, el pragmatismo, el mercado-tecnia de la iglesia, el entretenimiento religiosos, y un mundo de "hoop-la" religioso que no hay lugar para nombrar, existe la posibilidad de que Dios visite a Su pueblo verdadero con un derramamiento del Espíritu Santo. En Zecarías 12 esto es llamado el "espíritu de gracia y de oración", creando un despertamiento de almas humans quienes "mirarán..., á quien traspasaron" (crucificaron), "y harán llanto sobre él, como llanto sobre unigénito, afligiéndose sobre él como quien se aflige sobre primogénito" (v.10). El lenguaje describe un despertamiento espiritual (llamado por muchos avivamiento) lo que este siglo nunca ha experienciado, uno de tristeza piadosa y un verdadero arrepentimiento duradero de el pecado y una conversión de todo corazón á Dios. 

El Espíritu Santo puede ahora hacer la Palabra tan próspera como en los días de los apóstoles. Él puede fácilmente traér por cienes y miles, tanto como por unos y doses. La razón que no somos tan prósperos es porque no tenemos el Espíritu Santo con nosotros en fuerza y poder como los tiempos pasados. Si tuviéramos el Espíritu Santo sellando el ministerio nuestro con poder, significaría que era muy poquito de nuestro talento. Los hombres podrán ser pobres y sin educación; sus palabras podrán ser rotas y incorrectas; sus palabras no serán pulidas o tendrán el trueno de algunos de los grandes predicadores del pasado; pero si el poder del Espíritu los acompaña, los evangelistas más humildes serán más próperos que los más eruditos de los teólogos, o el más elocuente de los predicadores. Es la gracia extraordinaria, no el talento, que gana el día. Es el poder espiritual extraordinario que necesitamos, no el poder mental exrtaordinario. El poder mental podrá llenar el estadio, pero el poder espiritual llenará la iglesia; el poder mental podrá juntar la multitud, pero el poder espiritual salvará a las almas. Necesitamos el poder espiritual. ¡Oh! conocemos algunos delante de quienes nos marchitamos en cuanto al talento, pero quienes no tienen nada del poder espiritual; y cuando hablan no tienen el Espíritu Santo con ellos. Pero conocemos otros hombres dignos y de simple corazón, quienes hablan el dialecto de sus países, y quienes se levantan a predicar en su lugar, y el Espíritu de Dios enviste cada palabra con poder. Los corazones son quebrantados, las almas son salvadas, y los pecadores nacen de nuevo. ¡Oh, Espíritu del Dios viviente! te necesitamos. Tú eres la vida, el alma, y la fuente de la prosperidad de Tu pueblo. Sin Ti no podemos hacer nada, Contigo todo lo podemos.

¿Cuando se despertarán las iglesias y clamarán por hombres llenos con el Espíritu Santo para que ocupen sus pulpitos? Poco antes del avivamiento de la ciudad de Nueva York en 1859, un hombre se levantó en una junta de oración en un YMCA y clamó, "Hemos sido enseñados hasta que hemos sido endurecidos, ¡es ahora tiempo para orar!" ¡La hora para más amillaramientos y el análisis de cómo las cosas se están poniendo peor allá fuera se ha pasado! ¡Vamos a clamar a Dios para que levante a hombres que son ambos sanos doctrinalmente y llenos del Espíritu Santo! Necesitamos hombres de la palabra y hombres de oración. El apóstol dijo, "Nosotros persistiremos en la oración, y en el ministerio de la palabra" (Hechos 6:4). Es más fácil estudiar que en orar. Vamos a demandar que nuestros pastores sean decididamente hombres espirituales, hombres de oración, antes que los apartamos para sobreveer nuestras almas.

.