free web hosting | website hosting | Business Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

AVIVAMIENTO EN LA IGLESIA

Rolfe Barnard
(1904-1969)

 

Traducido por Lasaro Flores


El avivamiento es la obra de Dios, y no la obra de los hombres. Durante 100 años Dios nos ha bendecido tanto como lo ha hecho, pero no ha abierto las ventanas y se encargado.

Mi congoja más grande es el hecho que predico a personas por todas partes de este país que reclaman ser salvados, pero ellos no dan evidencia. Ellos no saben lo que es arrepentimiento diario, y ellos no saben lo que es sollozar sobre sus pecados. Yo no creo a una persona como esa es un cristiano.

Ah, para hombres y mujeres que conocen al Señor, y en vez de decir cuán buenos ellos son, ellos dirán, "Yo soy vil," pero "Él es precioso." La mayoría de la gente dirán, "Yo estoy bien," y ellos no saben que están en el camino al infierno. Si el Dios Todopoderosas nos deja solos, nosotros nos iremos al infierno diciendo, "Yo estoy bien." Nos estamos juzgando por otra persona, y no por "la Palabra de Dios." Ah, que Dios nos visite y nos convenciera, hasta una vez más las casas de Dios estarían llenas de personas para gustarse más de Cristo; esto sería un avivamiento, ¿verdad?

Quiero hablar acercas de un avivamiento que sucedió en una iglesia en Jerusalén. Esta iglesia se puso en orden en una reunión de oración, y en el derramamiento del Espíritu Santo, y en la presencia del Señor Resucitado. Algo ya había sucedido a los miembros de esa iglesia que ya estaban salvos. Ellos fueron llenados del Espíritu Santo, y fueron por todas partes de la ciudad proclamando las obras maravillosas de Dios en Cristo. Hechos 2 nos confronta con lo que es un avivamiento.

Las Escrituras dicen: Pedro se puso en pie con los once y predicó este gran sermón del Evangelio; él habló por todos los miembros de esa congregación, y por éste hombre el Espíritu Santo habló; Dios habló. Y como resultado de este mensaje el verso 37 dice: “Entonces oído esto, fueron compungidos de corazón, y dijeron á Pedro y á los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos?”.

La primera cosa que sucede en un avivamiento es el revivir de personas que ya conocen al Señor. El segundo es la convicción y la salvación de personas que no conocen al Señor. Estas dos cosas pueden ser ocasionadas sólo por el Dios Todopoderoso. Nadie en la tierra puede revivir a Su pueblo; Él lo tendrá que hacer. Sólo Dios puede respirar nueva vida y poner una canción en el corazón, y gozo en sus alabanzas y el poder en su testimonio. Y sólo Dios puede convencer a un pecador y darle tristeza según a Dios, y el arrepentimiento y la fe para la salvación en Cristo.

Cuándo yo me comparo con usted, yo no estoy bajo mucha convicción. Dudo si cualquiera de ustedes viven mucho más santo que lo que vive este pobre débil predicador, pero aún usted no me causa que me quede despierto en la noche exclamando, "Cuán vil soy." Pero solo una vislumbre pequeña de un Dios tres veces Santo en Jesucristo, tengo que tirar arriba las manos, y con el apóstol Pedro decir, "Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador” (Lucas 5:8). Estas personas agradables, la razón que son tan agradables es que no ven la santidad de Cristo. Enfrentándonos a Él perdemos toda nuestra amabilidad, y todo lo que podemos hacer es exclamar, "Ah, Señor, ten misericordia de mí."

Aquí estaban algunas personas "en el avivamiento." Ellos fueron compungidos en el corazón y dijeron, "¿Qué haremos nosotros? Asesinamos al Hijo del Dios Vivo, y el Dios Todopoderoso lo ha levantado de los muertos y lo ha puesto en un trono y le ha dado autoridad y poder sobre todo, y le ha dado la obra de salvar o maldecir a cada humano ser. Y aquí está al que Dios ha exaltado y todo lo ha entregado a Él, lo hemos matado. ¿Habrá cualquier esperanza para nosotros?" Aquí estaban a algunas personas que estaban desesperadas, y nunca será salvado, si usted no se desespera también. Ellos querían saber si había perdón con Dios. Si había cualquier esperanza para los hombres y las mujeres pecadores. ¿Qué haremos nos?

Con la excepción de las bendiciones ordinarias de Dios, por las cuales le damos gracias a Dios; ha sido unos 100 años desde que ha habido mucho de eso que ha sucedido en América. En casi todos los lugares nuestras iglesias no están llenas de personas que se han puestos tan desesperados que ellos dirán, "¿Hay alguna esperanza para un pecador como yo?" La mayor parte de las personas en nuestras iglesias son personas quienes han decidió aceptar a Jesús como su Salvador personal, porque se les fue dicho por alguien que si hicieran eso, ellos serían salvados. Eso es una mentira del infierno.

Ah, ¿cómo podemos nosotros llamarnos cristianos y no anhelar vivir solo un poco cuándo la agente estarían desesperadamente ansiosas de averiguar si un Dios Santo los mandaría todos al infierno o si ellos podrían encontrar la misericordia delante de Él? Nada menos que hombres y mujeres pidiendo al pueblo de Dios y rogándote que ruegues al trono de la misericordia que Dios quizás muestre la misericordia a ellos.

Nada menos que eso es una obra de avivamiento. Ha sido tanto tiempo desde que hemos tenido algo así, hasta nos hace preguntarnos si cualquiera de nosotros es salvo. Hay tan poca evidencia en mi vida y en la suya, que hemos venido en nuestra desesperación y experienciado tan grande liberación, que nunca hemos podido dar suficiente gracias a Dios por ello. Nosotros lo tomamos tanto de por dado que me espanta, y yo me pregunto si cualquiera de nosotros ha experimentado jamás una salvación tan grande como se necesita para guardar a pecadores tales como somos, fuera de los profundos del infierno.

Aquí está el "avivamiento" cuando los hombres se desesperaron acercas de su condición delante de Dios. Y esto es por lo cual debemos clamar a Dios; sólo Él lo puede traer. Hay muchos miembros de la iglesia que no quieren esto, pero las personas salvadas sí. Yo no tengo ninguna esperanza para los miembros no salvados de la iglesia a menos que Dios sea complacido para mostrarles su condición perdida pecadora y los ponga bajo convicción del Espíritu Santo del pecado. Si Dios no los salva, ellos irán al infierno, porque Él es el Único quien los puede salvar. Si usted es un cristiano, usted sabe que nuestras iglesias están en una condición desesperada. Espero que usted pare de decir, "Estoy bien," y llegue a donde usted será honesto con Dios y diga, "Dios, nosotros hemos hecho tantas cosas pero no hemos hecho el trabajo. Ah, Dios, Tú ven, por favor, y aviva a Tus hijos y habla a los pecadores, así para que ellos exclaman, “¿Qué haremos?" Entonces los hombres dirán que Dios lo ha hecho. Si los hombres y las mujeres no son traídos al lugar donde ellos tienen que decir, "Esto es Dios trabajando," esta generación se irá al infierno. Tan buenos como sean solo nuestros esfuerzos pequeños, ellos no obtienen el cumplimiento del trabajo. Dios debe trabajar si cualquier pecador ha de ser salvado. Este mundo se esta poniendo más y más rebelde contra Dios y Su Ley Santa.

El avivamiento vino a esta iglesia local cuando el Espíritu Santo vino y Cristo fue hecho real. Hechos 2:32-33: “A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos. Así que, levantado por la diestra de Dios, y recibiendo del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís." Versos 36, 37: "Sepa pues ciertísimamente toda la casa de Israel, que á éste Jesús que vosotros crucificasteis, Dios ha hecho Señor y Cristo. Entonces oído esto, fueron compungidos de corazón, y dijeron…, ¿qué haremos?” ¿Qué hizo el Espíritu Santo? Él avivó, Él revivió a los 120 que eran ya la primera iglesia, y bendito sea Dios, Él hizo a Cristo real a 3.000 personas que no eran salvas. Ahora hago una pregunta la cual es una pregunta más profunda que cualquier persona será jamás llamada para enfrentar. ¿Sabe usted para usted mismo quien es Jesús? ¿Qué dices quien es Él? En el día de Pentecostés 3.000 personas quienes no sabían quién  era Jesús, hallaron quien era Él, supieron que Él era Aquél quien fue crucificado, y colgó en una cruz; Dios Todopoderoso lo levantó de los muertos, y ellos hallaron que Él era el Señor exaltado de la Gloria, y el Salvador de los creyentes. Tres mil de ellos supieron personalmente "Quien era el Hijo del Dios Vivo." Ahora, Jesús es Dios el Hijo, o sea si usted lo cree o si usted ha experimentado Su poder o si usted jamás lo conoce o no. Pero la pregunta grande para mí, usted y los otros, no es lo que alguien más dijo acercas de Jesús, pero lo que usted ha experimentado. Un hombre no puede ser salvado a menos que él se rinda a Jesucristo como su Señor y Salvador, y Cristo tiene que revelárselo a usted. ¿Lo conoces tú por revelación y experiencia? ¿Es Él real para ti? El Espíritu Santo hizo a Jesucristo real a 3.000 personas, y Él lo hizo real en la verdad acercas de Él; cuando eso sucede, eso será el avivamiento. Jesucristo se reveló por el Espíritu Santo a esta iglesia en la ciudad de Jerusalén, y eso era el avivamiento.

Si Él se complaciera en revelarse a sí mismo a cualquier iglesia, eso sería un avivamiento. Si Él se complaciera en hacerse conocido en la verdad de Él y de la realidad de sí mismo: Él es una persona, Él es el Dios exaltado. Esta generación no conoce a este Señor Vivo. Ellos saben algo del Cristo de la historia, ellos pueden decir acercas de lo que la Biblia dice, pero ellos no lo conocen. Ellos no lo conocen por la experiencia, quien está en la mano derecha de Dios ahora gobernando y reinando en un trono como Profeta, Sacerdote y Rey, y que Él tiene todo poder en el cielo y en la tierra. Él esta obrando la voluntad del Padre ahora mismo en el curso de la historia humana. Esta generación no conoce a mi Cristo, ellos solo saben acercas de Él. ¿"Lo conoces tú?" No a este Jesús pequeño que tú puedes aceptar, pero al Señor Jesucristo, quien tú esperas te aceptará. No a este Jesús pequeño quien ha sido robado de la verdad de El, pero de este Señor Jesucristo en toda de la verdad de Él, del Salvador absoluto, y del Señor absoluto. ¿Lo conoces tú?

Digo esto con un corazón que tiene buenas intenciones, "Esto Jesús pequeño que ha sido predicado durante 60 años en América no dañaría una pulga y Él no podría salvar un mosquito. Hablo la verdad, así que me ayude Dios. La manera que hemos obtenido casi a todos en América en profesar ser cristianos es en predicar a un Jesús y en esconderles la verdad acercas de Él. Casi todos aceptaron a Jesús, pero ellos no han aceptado la verdad de El, y no puedes tener a Cristo si tú no lo tienes como Él es y en la verdad de Él que sólo se encuentra en la Biblia."

El Señor Jesucristo en solo cuya presencia, los hombres y las mujeres sienten su maldad. Él se manifestó en esa congregación en Jerusalén y revivió a los hijos de Dios y los llenó con el Espíritu Santo, y los mandó a ser testigos de lo que ellos habían visto y habían oído. El compungió también el corazón de 3.000 personas y los condenó de sus pecados. ¿Por qué? Ellos fueron confrontados con el Único que puede convencer a los hombres de sus pecados. Ese era el Hijo Vivo tres veces Santo del Dios Todopoderoso. Hermano, esta generación va al infierno a menos que tengamos un avivamiento, donde una vez más Jesucristo se hará conocido, y las gentes estarán llorando, "Ah, Dios, ¿hay misericordia para mí, un pecador tan malvado como lo soy yo?"

Necesitamos unirnos juntos en confesión honesta diciendo, "Señor, no somos suficiente grandes, nuestro testimonio no es suficiente poderoso, nuestras oraciones no son suficiente poderosas, esta generación no nos pone ninguna atención. Ah, Dios, estamos impotentes, no podemos hacer nada aparte de Ti, lo confesamos. Ah, Dios, sabemos que Tú puedes si quieres. Por favor, ten misericordia de nosotros como el pueblo de Dios, abra las ventanas del cielo y confronta a los hombres y aviva a sus hijos y convence a los pecadores. Esta es nuestra única esperanza".

Quiero decirle dos cosas acercas de cómo Cristo fue complacido para hacerse conocido en esta iglesia local. (1) Cristo se reveló según Su soberano voluntad. Hemos sido enseñados que si hicimos 1, 2, 3, 4 cosas, entonces Dios trabajaría, pero Dios no podría trabajar hasta que hiciéramos algunas cosas, pero eso no es verdad. Eso es lo que nos puso en el lío en que ahora estamos. Tú no puedes limitar a Dios. El tiene todo poder en el cielo y en la tierra y hace todo lo que le complace. El corazón de lo que significamos por la soberanía de Dios Todopoderoso es que Dios está encima de la condición, y que en este momento; si le complace, Él puede cambiar las cosas y traernos el avivamiento. Esa es la única esperanza que he obtenido. Mi única esperanza es que bajo las mismas condiciones de que habla este capítulo, mi Señor Soberano, si le complace, Él lo puede hacer otra vez.

Si había jamás un tiempo cuando las condiciones no eran correctas para un avivamiento, era en el día de Pentecostés. El mundo político no buscaba a nadie quien alabara aquel hombre Jesús, ¿verdad? Ellos acaban de ponerlo a muerte un poco tiempo antes y querían ser deshechos de Él. Y el mundo religioso era un lío, ellos habían chillado hasta que el Imperio romano había puesto al Hijo de Dios a muerte, y era todavía fresco en su memoria. Las personas religiosas no estaban orando por un avivamiento.

Había sólo un cien y veinte personas escondidas en el aposento alto, pero estaban allí con común acuerdo. Hechos 1:14a: "Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego….". Y el Hijo de Dios se reveló a sí mismo en gran poder y avivó a los hijos de Dios y convenció a los pecadores de sus pecados y de su condición perdida. El mundo religioso de hoy no quiere el avivamiento, pero el Hijo de Dios lo puede hacer, si le complace.

Si hay una cosa que hace a las personas religiosas de hoy que se enojen, es en predicar un Dios grande y a la gente pequeña. Ah, solo en mencionar la verdad que Dios no es sujeto a nuestras propias manipulaciones; tu no lo puedes encerrar. Eso quita todo el orgullo de nosotros y no tenemos nada en que gloriarnos, en lo que hemos hecho, porque el Señor lo hizo, y no nosotros. Ah, pido que la gente ore a un Dios Todopoderoso Soberano, quien obra según a Su voluntad, y cuando le complace. Ah, no sería maravilloso si por un poco de tiempo honoraríamos a Dios un poco. No hemos estado dando ninguna gloria a Dios, solo hemos estado hablando acerca de lo que hemos hecho.

El mundo religioso ahora no es amistoso a un avivamiento, pero mi esperanza no está en el mundo religioso, mi esperanza está en Él. Las Escrituras dicen estas cosas acercas de esta iglesia: Ellos estaban unidos en las enseñanzas básicas de la Palabra de Dios. Quizás nuestras iglesias de hoy no estarán unidas en todas las enseñanzas de la Palabra de Dios, pero esta asamblea no es ni aún una iglesia a menos que el número interior de la multitud mezclada sea unido en las dos enseñanzas centrales de la Palabra de Dios. En el día de Pentecostés ellos estaban todos de un acuerdo, todos creían la misma cosa acercas de la cruz sangrienta de Cristo y del trono glorioso de Cristo. Esas eran las doctrinas que Pedro predicó, y él dijo, "Ustedes tomaron a Jesús de Nazaret y por manos malvadas lo crucificaron y han matado; Dios Lo sacó de la tumba y lo puso en un trono, y lo hizo tanto el Señor como Cristo". A menos que los miembros obreros de esta Asamblea sean vendidos completamente a la amplitud del poder salvadora de solo la sangre de Cristo, ¿qué?, usted no debe esperar que Dios bendiga jamás. Y a menos que usted sea vendido absolutamente a la amplitud de los reclamos de Cristo del trono, ¿qué, usted no es una iglesia.

Cada iglesia Bautista en la Convención Bautista del Sur esta abierta de par en par sobre la Señoría de Jesucristo. ¿Cuántas personas se atreven de llamarle su Salvador, y las marcas de Su reglas y reinado absoluto no están en sus vidas diarias? ¿Cuántos de ustedes niegan el mero corazón del Evangelio; que antes que lo puedan tener como Salvador, deben de venir a conocer lo absoluto de Su reino en sus vidas? ¿Qué esta matando nuestras iglesias? Son los hombres y las mujeres que le llaman su Salvador y rehúsan de inclinarse a Él como Señor para que gobierne y reine sobre ellos. ¿Qué puedes decirle a un hombre, quién no es un cristiano? Tú tampoco no estás bajo el reinado de Cristo, de modo que tú estás en el mismo camino al infierno que él esta. Tú nunca lo has encontrado; porque no puedes encontrar a Cristo sino donde Él esta, y bendito sea Dios, El está en el trono. Algunos de ustedes nunca se han inclinado a Él en rendición absoluta, así El nunca ha sido revelado a ustedes, y tú no le puedes conocer hasta que Él te sea revelado. Juan 17:3: "Esta empero es la vida eterna: que te conozcan el solo Dios verdadero, y á Jesucristo, al cual has enviado". Lucas 10:22: "Todas las cosas me son entregadas de mi Padre: y nadie sabe quién sea el Hijo sino el Padre; ni quién sea el Padre, sino el Hijo, y á quien el Hijo lo quisiere revelar".

Puedes diferir en muchas de las verdades en la Biblia, pero que te ayude Dios que no difieres aquí. Esto es lo que es. Una iglesia que es unida en el hecho que sólo hay una cosa que guardará a un hombre fuera del infierno; y esa es la confianza y la dependencia absoluta en la sangre derramada de Jesucristo. Y lo único en la tierra que traerá el poder a tu vida es de estar en una unión esencial con el Señor Jesucristo, quien vive en un trono. Ah, lo que guarda a un hombre fuera del infierno es la sangre de Cristo. ¿Qué hace una nueva criatura de un hombre y le pone una canción en su corazón, y pone sus pies en la piedra sólida y le ayuda a vencer la atmósfera infernal de esta hora? Hermano, es la unión esencial con Cristo, siendo unida por una fe santa en el Cristo Vivo como Él esta sentado en el Trono de Dios; es unido para siempre allí.

La segunda cosa acercas de esta iglesia: Era una iglesia que oraba. Hechos 1:14a: "Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego…". La tercera cosa acerca de esta iglesia; ellos esperaron. Hechos 1:4: "Y estando juntos, les mandó que no se fuesen de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, que oísteis, dijo, de mí". Ellos esperaron diez días. Permítame decirles lo que esperando significa en el Nuevo testamento. Significa la obediencia y la completa dependencia en el Señor. Había un mundo yendo al infierno, pero el Señor digo, "Espera".

Tú no puedes tener avivamiento en ninguna iglesia a menos que Dios venga y te cambia. Te digo por qué; es porque no eres obediente al Señor. Tú no conoces nada acercas de la Señoría de Cristo y Sus reclamos totales. Esto traerá al santo más santísimo que jamás ha vivido a un arrepentimiento diario, a un lloro diario a Dios, "Ah, Dios, ¡qué destituido estoy de Tu gloria!" El demanda 100% de tu mente, de tu cuerpo, de tu alma, de tu espíritu y de tu corazón. Él no tomará 99%, Él es Señor absoluto. Somos ordenados en las Escrituras de traer cada pensamiento en cautividad a Jesucristo. 2 Corintios 10:5: "Destruyendo consejos, y toda altura que se levanta contra la ciencia de Dios, y cautivando todo intento á la obediencia, de Cristo Y estando prestos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia fuere cumplida".

Las demandas de Dios en Jesucristo son las mayores cosas que matan la carne que jamás enfrentarás. Ah, alma mía, esta generación que llama a Jesús su Salvador y hacen todo lo que ellos quieren hacer. Todos los días de mi vida la mayor parte de nosotros hemos decidido lo que es recto y lo que es mal, ¿verdad?  No lo hemos traído a Él, y esperado hasta que Él nos diga que hacer. No hemos ni traído nuestros hábitos a Él, mucho menos nuestros pensamientos. Así que somos un montón de hombres y mujeres rebeldes. No sabemos el significado de la obediencia y no sabemos el significado de la dependencia total en Él. La razón que no sabemos lo que significa que es esperar en Dios en dependencia total en Su mover es porque no hemos entendido lo que significa ser salvo. No puedes ser salvo por aceptar a Jesús como tu Salvador, sino que tienes que rendirte a Él como tu Señor y Rey absoluto en tu vida. Si Él no te gobierna completamente, tendrás que pasar la eternidad en el infierno. Yo te predico una relación a Jesucristo que te hará llorar a Dios por el perdón cada día, te hará saber lo que es el arrepentimiento de la Biblia. Si la salvación es un dulce inclinar del hombre rebelde, conquistado y se inclina dulcemente y se rinde completamente al Señor Jesucristo para el tiempo y la eternidad para que Él tenga Su manera con él. Eso es exactamente lo qué es la salvación. De modo que necesitamos depender totalmente en el trabajo del Espíritu Santo, porque nadie se inclinará jamás al Señor Jesucristo a menos que el Espíritu Santo lo conquiste y doble su rodilla.

Esa es la razón porque nos hemos podido mantener sin un avivamiento durante 100 años; hemos estado convirtiendo a la gente, y los hemos hecho dos veces más los hijos del infierno. Se necesita al Espíritu Santo para que rompa tu corazón malvado y que te haga inclinar al Rey Jesús, ningún poder en la tierra puede hacer eso pasar sino el Dios Todopoderoso. Y así que Jesús dijo, "No salgas allí hasta que seas lleno del Espíritu, tú los harás peor a menos que seas lleno del Espíritu". Podrás hacer a la gente que acepten a Jesús como su Salvador, pero eso no es encontrado en las Escrituras. Pero tú no puedes hacer a nadie que hagan un cambio de amos, porque las Escrituras dicen en 1 Corintios 12:3b: "Nadie puede llamar á Jesús Señor, sino por Espíritu Santo". Si creemos eso, habrá algunos clamando a Dios, porque multitudes han hecho una confesión, pero no están viviendo vidas santas. Todos reclaman a Jesús como Salvador, pero no puedes ver una marca de Su gobierno en sus vidas.