free web hosting | website hosting | Web Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting

(Este es un artículo muy apropiado, pero creo que solo puede ser verdad si el Avivamiento acontece en las vidas del pueblo de Dios. De otra manera, todo lo que hacemos es decir á nuestro prójimo, “Dios te bendija”, pero al mismo tiempo no estar interesados en sus almas!)

(Traducido por Lasaro Flores)

¡AGARRATE DE UNA MANGUERA!

 

Coach Dave Daubenmire
Junio 1, 2006
NewsWithViews.com

 

La otra noche vi una talla en el televisor que realmente me puso á pensar. Sabes, eso es peligroso, que yo piense. Frecuentemente mi esposa me dice que yo gasto demasiado tiempo en hablarme yo mismo.

 

Le dije que yo soy el único quien me entiende.

Pero hago digresión.

La talla del televisor era de un hombre afuera  de su casa que se quemaba. Habiendo regresado del juego de pelota de su hijo, fue sacudido en ver las llamas saltando desde arriba de su techado. En un pánico, correo hacia al garaje y salió arrastrando una manguera amarilla sobre su hombro. Desesperadamente al conectarla á la llave de agua de afuera, uno de sus vecinos con buenas intenciones exclamaba: “Pablo, no pierdas tu tiempo. Esa pequeña manguera no hará mucha diferencia. Las llamas se han desparramado de demasiado. Espera á los autocamiones de los bomberos…no hay nada que puedas hacer para detenerlo.”

Al cubrir la desesperación el rostro de Pablo, él contesto, “Quizás que sí. Pero seré maldito si solo estaré parado aquí y verla quemar. Agarrate de una manguera, ¿por favor? Quizás podremos sostener la línea hasta que lluegen los bomberos.”

“Wow,” me dije á mi mismo al roer mis palomitas. “Eso es un cuadro del cristianismo moderno. El mundo esta en fuego y queremos verlo quemar. Solo vamos á esperar por Jesús, el bombero, que llegue.”

Nunca he visto tal cosa como esto, el desunir entre lo que los cristianos creen y como actúan. Por causa del serie “Left Behind” más y más cristianos están suspensos acercas de el fin de los días. “¿En verdad está cercas el fin? Todas las señas puntan á eso. Los terremotos, las hambres, las guerras y los rumores de guerra y pestilencias, son ciertamente los pilares de señas que Jesús nos enseñó. Él podrá regresar cualquier día.”

Yo oigo mucho de esa clase de hablar. Qué triste que en verdad no lo creemos.

¿Qué quieres decir con eso, me preguntarás? ¿Te ofendes que dije que tú no lo crees…que dudo tu fe?

Bueno, en verdad pienso que la mayor parte de cristianos no lo creen. Si lo creyeren, ellos se agarrarían de una manguera.

Yo no quiero disputar la escatología. No lo he estudiado suficiente para dar una opinión inteligente. Para ser perfectamente honesto con ustedes, en verdad me importa poco. Yo pienso que será un tiempo perdido. Jesús viene… yo creo eso, pero sería maldito si solo estaré sentado y estudiando el tiempo que llegue el autocamión de los bomberos. El fin para mí podrá llegar mañana. Yo estaré trabajando mientras el sol resplandezca.

¿Se acuerdan de Pablo, de aquel cuya casa estaba en llamas? ¿No sería raro que en vez de agarrarse de una manguera él se había ido á la tienda local mueblaje para comprar nuevos muebles para la recamara? “Pablo,” podrás haber dicho, “¿Qué estas haciendo? ¿Tu casa esta en llamas y has ido á comprar muebles? No vas a tener una casa en donde ponerlos. Ahora no es tiempo para ir a comprar…ahora es el tiempo para rescatar lo que puedas antes que se quemen.”

Déjame conectar pos puntos. Este segundo Pablo representa la mayor parte de cristianos. Ellos dicen que creen que el fin esta cercas, pero todo lo que quieren hacer es almacenar  riquezas.

¿Piensas que estoy loco? ¿Qué estan estudiando en tu iglesia? ¿Mayordomía Monetario? ¿Diez Pasos á La Prosperidad? ¿Ahora Tu Mejor Vida? ¿Ecarecimiento del Matrimonio? ¿Conferencia Profético del Fin?

¿Estas en el medio de un proyecto de edificar? Si no te ofendes, te puedo preguntar, ¿por qué estas edificando una iglesia si estas preparándote para dejar esta planeta?

Si en verdad creemos que el fin esta cercas, ¿no dejaremos de estudiar las señas del tiempo del fin, de acumular cosas y enseñar a nuestra gente como rescatar aquellos quienes están en peligro? ¿Te entrena tu iglesia en el evangelismo, te lleva á las calles, y te muestra como impactar á tu comunidad? ¿Gasta tu pastor como tanto tiempo entrenandote en bendecir á otros como entrenándote á bendecirte tú mismo?

Estamos tan fijados en la profecía de los últimos días como si necesitamos de convencernos nosotros mismos de que Jesús en verdad viene otra vez. Estudiamos del árbol olivar, de los cuatro jinetes, del oso norteño, del 666, de la marca de la bestia, y tratamos de figurar exactamente cuando todo el infierno se desatará en la tierra.

Mientras todo esto, el mundo esta en fuego mientras estamos sentados tratando de figurar qué tanto tiempo se llevará para que el autocamión de los bomberos llegue á nuestra calle. Ya ven, en verdad no creemos lo que dijimos que creemos. Si en verdad creeremos, estuviéramos gastando más tiempo en rescatar nuestros valores (amigos) y asegurando que nadie fuera dejado en la casa quemándose (América).

En vez de esto, estamos almacenando riquezas mayores, comprando casas más grandes, orando por bendiciones mayores monetarias, e edificando iglesias más grandes. Nos portamos como si la iglesia es un parar de ómnibus del rapto. Mientras la casa de Pablo de quemaba, ¿sería ser sabio en edificar una nueva adición?

Una cosa que en verdad me admiró acercas de los eventos terribles de 9/11 eran los esfuerzos heroicos de los bomberos. Mientras miraban hacia al cielo a las llamas que saltaban de las torres, ellos realizaron que aquellos entrampados en las llamas infernales estaban enfrentando una condena eminente. El trabajo suyo era de rescatar como tantas almas posibles.

¿No nos alegramos que ellos no solo se sentaron en el cuerpo de bomberos convencidos que no había nada que podían hacer para salvar á la gente? Contra todas inclinaciones humanas naturales de salvarse á sí mismos, ellos corrieron al edificio de donde todos estaban corriendo hacia fuera. Cienes dieron sus vidas rescatando a gente que aún ni conocían. La iglesia en América debe de aprender algo de esos bomberos.

Yo paso mi tiempo peleando para salvar América. Muchos de mis amigos cristianos piensan que estoy perdiendo mi tiempo. Solo se va poner peor, dicen ellos, mientras se van a la alameda.

La ignorancia complaciente es la enfermedad más letal del alma. – Plato

El alma de América esta enferma. La ignorancia complaciente se ha asido de esta tierra.

Cuando Jesús regrese, si todavía estoy vivo, espero que me halle con una manguera en mi mano.

¿Qué de ti? La condena eminente esta a la puerta, la muerte esta sonando, mientras los cristianos están jugando iglesia.

Jesús viene. América esta en llamas. ¿Lo crees?

Alguien agarre una manguera.

© 2006 Dave Daubenmire – Todos Los Derechos Reservados.