free web hosting | free website | Business Web Hosting | Free Website Submission | shopping cart | php hosting
Regresando Á Dios
por Lasaro Flores
MINISTERIO TODO DE GRACIA

¡NECESITAMOS QUE REGRESAR Á DIOS!!!

    Querida familia amada de Dios, ¡eso es el asunto principal! Puede ser que muchos podrán seguir pretendiendo que "todo está bien", a pesár de todas las problemas que están llevando acabo hoy en día, o sea la batalla encontra el terrorismo, o el ante-americanismo alrededor en el mundo, o la inquietud de la posibilidad de otro 9/11, o la guerra con Irac, y también con Coréa del norte, y muchas otras cosas, tales como el aumento de la inmoralidad, y de los "traidores políticos" dentro de nuestro país, y de la falta de poder y influencia de la "Iglesia Cristiana", pero más de todo, el aumento del anticristianismo", etc., etc.

    Pero en seguida, hay aquellos que están interesados, o inquietados, y aún temerosos, por causa de lo que está ocurriendo, no solo aquí en Ameríca, pero también alrededor del mundo. No obstante, cuando hablan acercas de resolver todas estas problemas, generalmente ellos miran a la sabiduría y a las habilidades del hombre. ¡Eso de cierto, es en donde está el error! Si uno nota, y es honesto acercas de ello, tendrá que confesar que eso es precisamente por qué es que el mundo está en la situación se encuentra hoy en día. El hombre ha venido a ser tan necio en su sabiduría y habilidades que han dejado a Dios afuera de la ecuación: "Dijo el necio en su corazón: No hay Dios" (Salmo 14:1). Además, Romanos 1:22 añade que "diciéndose ser sabios, se hicieron fatuos"; o por "no haber el mundo conocido...á Dios por sabiduría" (1 Corintios 1:21).

    Habiendo dicho esto, la pregunta es, ¿dónde esta nuestra esperanza? Amados, ¡la repuesta es muy simple! ¡Nuestra única esperanza está en el Señor, el Dios nuestro! Mire a cualquier otra "fuente"", y hallará que no hay consolación, ni paz, ni seguridad, ni certeza; y, ¡verdaderamente ninguna esperanza si mira al hombre y a su tal-llamada sabiduría y poder! Que esto es verdad, todo lo que uno tiene que hacer es en considerar lo que esta pasando por todo el mundo, no solo en la escena política, sino especialmente en el reino espiritual. Quizas podemos aplicar en un sentido limitado las palabras de nuestro Señor de Lucas 21:26 - "Secándose los hombres á causa del temor y expectación de las cosas que sobrevendrán á la redondez de la tierra". Sí, generalmente hoy en día hay un sentido de no esperanza y desesperación en el mundo. Pero otra vez, es simplemente porque han puesto toda su esperanza en arena que se está hundiendo, lo cuál es el estado de todos aquellos que no tienen "esperanza", y están "sin Dios en el mundo" (Efesios 2:12), en vez en Aquél, quien es la Roca Eterna: "Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fuerte mío, en él confiaré; Escudo mío, y el cuerno de mi salud, mi refugio" (Salmo 18:2).

    Ahora, para aquel quien vé a la Palabra infalible de Dios, ellos verán que no solo TODAS las cosas están en el control soberano del Dios viviente, pero que hay un cumplimiento total de la voluntad soberana del Más Altísimo, con respecto a TODAS las cosas en TODAS áreas en el mundo. Isaías 46:10,11 lo pone así: "Que anuncio lo por venir desde el principio, y desde antiguo lo que aun no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quisiere;...Yo hablé, y lo haré venir: he lo pensado, y también lo haré". ¿Por qué? Porque es "conforme al propósito del que hace todas las cosas según el consejo de su voluntad" (Efesios 1:11). ¡NO HAY ACIDENTE, O POR ACASO, DE CUALQUIER COSA QUE SIEMPRE ACONTECE EN ESTE MUNDO APARTE DE DIOS, EN TANTO A ÉL!!! ¿Piensas que Aquél quien sostiene la vida de un pájaro en Su mano y voluntad (Mateo 10:29-31; Lucas 12:6,7), permitará a alguien que haga, o cualquier cosa que acontezca, aparte de  Él? Si dices que sí, amigo mío, entonces tú no conoces el Dios de la Biblia; o, a lo menos, dandote el beneficio de la duda, ¡estás ignorante de las verdades preciosas de la Palabra de Dios con respecto a Su Soberanía Absoluta!

No obstante, tenemos que considerar lo siguiente: Yo creo que Dios ha quitado Su Mano protectora fuera de nuestro país, y que ahora estamos viendo maldiciones en vez de bendiciones, siendo derramadas sobre Ameríca. ¿Por qué? Porque el pueblo de Dios ha dejado al Señor para vivir para sí mismos y para agradarse a sí mismos. Por donde quiera que volteas, y generalmente parece en cada iglesia por el país, ha habido un abandono de la verdad de Dios para agradar y para rascar el oído de los miembros de iglesia. Muy raramente oye uno el puro "evangelio de la gracia de Dios" (Hechos 20:24); pero en su lugar un evangelio "sicólogo" y aguadado es ahora proclamado por donde quiera que está haciendo escusas para que los que profesan ser "cristianos" vivan en adulterio e idolatría espiritual. No simplemente me estoy refiriendo al evangelio de prosperidad de la salud y riquezas que es tan popular hoy en día, pero cuando tales llamadas iglesias "evangélicas" gastan miles, si no millones, de dolares para edificar edificios de recreación, o gimnasios, como ministerios, o han mezclado el tal-llamado "sicología cristiana" con las Escrituras, uno tiene que preguntarse si habrá un pueblo obediente y santo para el Señor Jesucristo cunado Él regrese. !Tengo que decir que nosotros como "Iglesia" hemos perdido nuestro sentido de dirección y propósito!

    Por todo el Antigüo Testamento, leerás de cómo Dios trató con Su pueblo por el adulterio y la idolatría de ellos. De cuando en cuando Él los advertió de las consecuencias del pecado y desobediencia; pero al mismo tiempo, verás como tiempo tras tiempo, la nación de Israel también se rebeló contra Dios. Considere seriamente Isaías 30:1ff. - "Ay de los hijos que se apartan, dice Jehová, para tomar consejo, y no de mí; para cobijarse con cubierta, y no de mi espíritu, añadiendo pecado á pecado! Pártense para descender á Egipto, y no han preguntado mi boca; para fortificarse con la fuerza de Faraón, y poner su esperanza en la sombra de Egipto. Mas la fortaleza de Faraón se os tornará en vergüenza, y el amparo en la sombra de Egipto en confusión...". Amados, note que esto no es dirigido a los impíos, es a saber, a los incrédulos; al contrario, claramente es dirigido al pueblo de Dios; y para hoy en día, ¡podemos decir con toda certeza que es aplicable, y pertinente, a cristianos profesantes!

    Ahora, la razón que digo que por lo que América está pasando hoy en día, no es simplemente por causa de la impiedad de los injustos, aunque es cierto que "manifiesta es la ira de Dios del cielo contra toda impiedad é injusticia de los hombres, que detienen la verdad con injusticia" (Romanos 1:18), y que el juicio cayó sobre Sodoma y Gomorra porque "los hombres de Sodoma eran malos y pecadores para con Jehová en gran manera" (Génesis 13:13); y "por cuanto el clamor de Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo" (18:20); y así que los ángeles le dijeron á Lot, "Porque vamos á destruir este lugar, por cuanto el clamor de ellos ha subido de punto delante de Jehová; por tanto Jehová nos ha enviado para destruirlo" (19:13). No obstante, se nos dice que si Jehová hubiera hallado 10 personas justas en las ciudades, ellos serían perdonados por causa del pueblo de Dios ("No la destruiré,...por amor de los diez" - 18:32). ¿Qué nos dice eso? ¡Que el juicio de Dios sobre América podrá ser prevenido por amor del pueblo de Dios! PERO...., y aquí está "la raíz del negocio" (Job 19:28): ¿Hay "diez" justos en América?

    Por supuesto, yo no me estoy refiriendo a un sentido numérico literal, sino a un sentido espiritual. En otras palabras, cuando Dios mira hacía a nuestro país, ¿ve que de las multitudes que profesan ser cristianos son ellos entre los "diez" justos? ¿Podemos asumir que hay "suficientes" justos en América por quienes Él tendrá misericordia de nuestro país? Ahora, no me mal-entienda: Yo no estoy diciendo que no hay creyentes verdaderos en América, los cuales son los únicos quienes son JUSTOS delante de Dios; [porque en Cristo Jesús hemos sido "hechos justicia de Dios en él" (2 Corintios 5:21)]; no obstante, podemos ver que como en el tiempo de "justo" Lot, quien era "justo" (2 Pedro 2:7,8), el juicio todavía cayó sobre aquellas ciudades impías; y así que, a pesár de que hay muchos de los santos de Dios quienes lamentan y gimen en sus oraciones a Dios por causa del estado de América, rogando por nuestro país, pero ¡todavía Dios NO está oyendo! ¿Podrá ser por causa de lo que nos dice el profeta Isaías: "He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni hase agravado su oído para oir: Mas vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar su rostro de vosotros, para no oir..." (59:1,2ff.)?

    ¿Quién puede negar que mucho de lo que es llamado "cristianismo" en América es en realidad "apóstata"; o como leemos en 2 Timoteo 3:5 - "Teniendo apariencia de piedad, mas habiendo negado la eficacia de ella" del cristianismo verdadero por su doctrina y practica? Así como fue dicho de Israel antigüo por el profeta Ezequiel, es también cierto hoy en día: "Y vendrán á ti como viene el pueblo, y se estarán delante de ti como mi pueblo, y oirán tus palabras, y no las pondrán por obra: antes hacen halagos con sus bocas, y el corazón de ellos anda en pos de su avaricia..." (33:31ff.). No podemos negar el hecho que, a pesár de mucha "religiosidad" en América, (la última vez que me acuerdo de un censo que enumeraba más de 50% de americanos profesaban ser cristianos), las cosas no se están poniendo mejor para nuestra nación. Al contrario, cada día las cosas se están empeorando para América; especialmente mucho más, cuando se vé el cristianismo bíblico, no solo siendo más y más ridiculado, sino también siendo oponido vehementemente de todos lados. Pero notará que estos ataques, no son simplemente de otras religiones o de los irreligiosos, ¡pero también de cristianos profesantes! Sin imbargo, tenemos que decir, que todo esto está aconteciendo, porque el pueblo de Dios, quienes son llamados por Su Nombre, no se están humillando así mismos, no están orando como deben, no están buscando Su rostro con urgencia, y de cierto, no se están apartando de sus malos caminos (2 Crónicas 7:14).

    Aúnque vemos que Dios está deteniendo de nosotros Sus bendiciones, y que todo está saliendo mal a pesár de todo de lo que se está haciendo, y que nuestro país esta en camino de una destrucción terrible, (v.13), todavía al mismo tiempo, no vemos un regreso sincero a Dios en nuestro país. Si hay uno, tenemos que decir que es solo superficial. ¡Un ejemplo de esto es de lo que occurrió depués del 11 de septiembre! Sí, hubo mucho fervor en la "religión" después de esa tragedia horrible. Pero uno tiene que confesar que era como el rocío de la mañana; o como dice Oséas 6:4, "La piedad vuestra es como la nube de la mañana, y como el rocío que de madrugada viene". En otras palabras, ¡no permaneció mucho tiempo! Al ver alrededor, las cosas han regresado a ser lo que eran antes. Sí, hubo un aumento de "ír a la iglesia", y toda clase de "juntas públicas de oración"...., pero, ¿qué ha  pasado? ¿Ha habido un AVIVAMIENTO en la Iglesia Cristiana? ¡No! ¿Ha habido un regreso sincero hacía á Dios entre todos los que profesan ser cristianos en América? ¡Todavía tenemos que decir que no ha habido uno!

    Todavía lo que es peor en todo de esto, es que hay la idéa erronea que los cristianos pueden juntarse con los "apóstatas" y otras religiones y orar a Dios por Su bendiciones y protección. ¿Verdaderamente piensa que Dios nos oirá? Dejamos al Señor Jesús que conteste: "Jesús...dice: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida: nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14:1). En otras palabras, no hay manera que nosotros como el pueblo de Dios podemos venir juntos con los enemigos del verdadero Dios viviente y de Su Hijo, el Señor Jesucristo, y esperar que nos reciba, ¡mucho menos que nos conteste nuestras oraciones! Acuerdanse, "No os juntéis en yugo con los infieles: porque ¿qué compañía tienes la justicia con la injusticia? ¿y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿ó qué parte el fiel con el infiel? ¿Y qué concierto el templo de Dios con los ídolos? porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré en ellos; y seré el Dios de ellos, y ellos serán mi pueblo. Por lo cual Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré, Y seré á vosotros Padre, Y vosotros me seréis á mí hijos é hijas, dice el Señor Todopoderoso" (2 Corintios 6:14-18).

    Ahora, yo sé por la Palabra de Dios, qué es el futuro; y no hay ninguna indicación que va haber un "avivamiento" de la Iglesia, como la clase de avivamiento que muchos están propagando que acontecerá en los últimos días. Al contrario, hay a lo menos dos cosas que sucederá en los últimos días; primero, "ven(drá)...la apostasía" (2 Tesalonicenses 2:3), o como es referido en 1 Timoteo 4:1 que "el Espíritu dice manifiestamente, que en los venideros tiempos algunos apostatarán de la fe escuchando á espíritus de error y á doctrinas de demonios", y en el segundo lugar, el pueblo de Dios, es a saber, los creyentes verdaderos en el Señor Jesucristo, serán perseguidos, y aún martirizados por amor del Señor. En hecho, se nos dice por la Palabra infalible de Dios que "es menester que por muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios" (Hechos 14:22), es decir, el "cielo"; "porque vosotros sabéis que nosotros somos puestos para esto", es a saber, "tribulaciones" (1 Tesalonicenses 3:3).

    No obstante, aunque no vemos un Avivamiento que vendrá en "los últimos días", ¡todavía somos responsables de clamar a Dios por misericordia, lo cuál incluye Regresando Á Dios! Aunque no puedamos prevenir el juicio de Dios sobre nuestro país, (¡lo cual yo creo es inevitable!), todavía hay esperanza por causa de 2 Crónicas 7:14 - "Si se humillare mi pueblo, sobre los cuales ni nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra". Aquí está el remedio para la sanidad de nuestra "tierra", pero note que tiene que comenzar con el pueblo de Dios, aquellos quienes son "hechos justicia de Dios en (Cristo Jesús)" (2 Corintios 5:21). ¿Hay "diez" personas por las cuales Dios detendrá Su justo Juicio sobre nuestro país? Oh, ¡que REGRÉSEMOS Á DIOS, aún AHORA mismo!!! Esta es mi oración en Cristo Jesús. Amén.