free web hosting | website hosting | Business Hosting Services | Free Website Submission | shopping cart | php hosting
El Avivamiento YLa Soberanía De Dios
 Lewis Drummond
Traducido por Lasaro Flores

[ El miércoles por la noche de junio 5, durante la Convención de los Bautistas del Sur en Atlanta, Ga., la tarde entera fue dada a la oración para un despertamiento espiritual.  Este artículo apareció originalmente en el Florida Baptist Witness en anticipación de esa reunión de oración de la Convención.  Es reimpimido aquí por el permiso del autor ]

Un llamado a la oración para un avivamiento puede ser un momento crucial profundo en las vidas espirituales de los Bautistas de Sur.  Podía ser un momento histórico.  ¿Pero realmente sabemos por lo que estamos rogarando en tal esfuerzo?  ¿Cuál es el significado de un despertamiento espiritual, o su equivalente histórico -- avivamiento?  ¡Ésa es la pregunta!

Particularmente, el avivamiento es una palabra ambigua en la vida de los Bautistas del Sur.  Las ideas se extienden a partir del "tiempo vociferante anual de la predicación la tercera semana en abril," al despertamiento de 1734 en Northampton, Massachusetts, cuando el ministerio dinámico de Jonatán Edwards vió multitudes ganadas a Cristo en una cuestión de días.  Pero una definición exacta basada en la Biblia, y manifiesta en historia, es vital si debemos de orar y buscar a Dios inteligentemente.

Una buena descripción de un avivamiento, o el despertamiento espiritual, de una perspectiva Bíblica e histórica es dada por H. C. Fish: 

            Los avivamientos, entonces, son estaciones cuando despiertan a los cristianos a un oración
            más ferviente, y a esfuerzos más serios para promover la causa de Cristo y de la redención;  y consiguiente sobre
            esto, estaciones en que los impenitentes se despiertan a las preocupaciones del alma y del trabajo de la
            religión personal.  Son las épocas en que el Espiritu del Señor se mueve otra vez sobre la faz de las aguas, y sale
            la frescura y la belleza de la nueva criatura.  La naturaleza sí misma se parece más llena de Dios;  las mismas
            palabras de las Escrituras se parecen de tal modo invertidas con una nueva luz y gloria y plenitud y significado. 
            Como  Edwards dice:  "todas las cosas al exterior -- el sol, la luna y las estrellas, los cielos y la tierra aparecen
            como estaban con un molde de la gloria y de la dulzura divina sobre ellos."

Tal definición de avivamiento o del despertamiento espiritual inmediatamente señala en punto de una verdad muy importante y fundamental.  El avivamiento verdadero viene solamente de Dios.  Él solo es el origen.  Un despertamiento espiritual no puede ser programado, ser levantado o ser dirigido humanamente. Si hemos de experimentar un "tiempo de restauración del Señor," será porque ha llegado la hora soberana de Dios. Dios concede bendiciones de avivamiento cuando y donde á Él le agrade.

Toda la historia atestigua a esta realidad fundamental.

¿Por qué abajo Dios en poder a la iglesia en Northampton, Massachusetts, en 1734 y toco el ministerio del brillante Jonatán Edwards para frezar el "Primer Gran Despertamiento" de América?  ¡Porque Dios eligió hacerlo así!

¿Por qué nuestro Señor descendió abajo a un pequeño grupo de hermanos Moravos estudiantes de la Biblia que se reunían en la calle de Aldersgate de Londres en 1738 y transformó a Juan Wesley, quien entonces fue utilizado por el Espíritul Santo para principiar el avivamiento del siglo 18 en Inglaterra?  ¡Porque Dios eligió hacerlo así!

¿Porqué vino el Espíritu Santo poderosamente sobre Barton Stone en 1801 en la Casa de la Reunión de Cane Ridge en el condado de Bourbón, Ky., aquel fin de semana de julio y estalló en el "Segundo Grande Despertamiento" de América , que tejió la "Correa Bíblica" del sur profundo?"  ¡Porque Dios eligió hacerlo así!

Las cuentas históricas similares de los despertamientos se pueden repetir casi sin fin, recordando las misericordias soberanas de Dios en el poder del avivamiento. Pero ¿por qué Él se mueve como lo hace?  ¿Por qué Dios actúa de tal manera?  No hay explicación humana final de porqué Dios se mueve cuando, donde y cómo él lo hace para engraciarnos con las bendiciones del avivamiento, sólo que lo hace en Su amor soberano.  Por lo tanto, hágase con lo qué se llama el "humanismo evangélico."  Debemos reposarnos solamente en la gracia soberana y la sabiduría de Dios.

Por supuesto, es verdad que Dios derrama de su Espíritu Santo en su gente de la gracia libre porque necesitan un toque fresco.  Sin tiempos de avivamiento la iglesia se desvía inevitablemente lejos de la cruz y se resfría, deslizándose en el Síndrome de Laodicea. Hay eso de mucha explicación.  Pero el cuando,  el donde y el cómo del avivamiento reposa en la soberanía de Dios.

Todavía, Dios nunca trabaja en un vacío.  Él utiliza siempre a su pueblo en los despertamientos espirituales.  Eso nos deja con la paradoja inevitable de la soberanía divina y de la responsabilidad humana.  Pero incluso esa paradoja significa que hay cosas que debemos de hacer si Dios ha de bendecirnos con avivamiento.  Buscar responsablemente el avivamiento nunca debe de ser no acentuado.

No obstante, debemos de ver a Dios como la fuente única de toda la gracia despertadora, prostrarnos á sí mismos a Sus pies y simplemente confiar en Él para las misericordias soberanas.  Si hacemos eso, quizas podría ser que Dios nos bendecirá con ese "un momento divino" cuando será dicho, "Dios ha avivado a su pueblo".  Busquémoslo para ese fin divino.

¡Qué puédemos seriamente, humildemente y en resignación clamar con el Salmista:  "¿No volverás tú á darnos vida, Y tu pueblo se alegrará en ti? Muéstranos, oh Jehová, tu misericordia, Y danos tu salud" (Salmo 85:6-7).  Podrá ser que ésto será la hora soberana de Dios.

TOMADO DEL FOUNDER'S JOURNAL